Compra de inmuebles rurales en Uruguay

Uruguay es uno de los países más atractivos en toda América Latina, gracias a su calidad de vida, su cultura, ciudades y paisajes naturales, incluso las zonas rurales son espacios increíbles con panorámicas de lujo, así que invertir en ellas también resulta estupendo.

casa 2

Ahora bien, para la compra de inmuebles rurales en Uruguay, ya sean estancias de cría, granjas frutícolas, agrícolas, agro industriales, lecherías, engorde y feed lot, bodegas y viñedos, campos turísticos, chacras, tambos, arroceros y forestales, entre otros, es preciso tener en cuenta ciertos aspectos claves, estos a continuación:

● Todos pueden adquirir propiedades rurales en Uruguay, ya sean ciudadanos uruguayos o extranjeros, no hay límites al respecto.
● La compra de los inmuebles rurales puede ser hecha por una o varias personas individuales, también por alguna compañía o por una persona por medio de alguna empresa de su propiedad.
● En cuanto a la individualización, se utiliza un sistema online de mapeo, en este se aprecia un índice CONEAT de productividad y se puede conocer el tipo de suelo, el relieve, entre otros aspectos.

¿Cómo se realiza la compra de inmuebles rurales en Uruguay? –info acá

El proceso para adquirir un inmueble rural en Uruguay es realmente sencillo, una vez vendedor y comprador estén de acuerdo con todos los términos de la operación, realizan los trámites siendo el principal la redacción de los documentos, los cuales son responsabilidad de un escribano.

Cabe destacar, este proceso de compra se puede llevar a cabo de forma directa entre los involucrados o también es una opción ideal apostar por los servicios de una inmobiliaria, estas empresas se encargan de todo el procedimiento, ellos realizan desde la búsqueda del inmueble y su negociación, hasta el último paso con la redacción del contrato.

Ahora bien, el proceso consiste en:

1. El primer paso es buscar y elegir la propiedad rural, además de estar totalmente de acuerdo con el precio.
2. Seguidamente se procede a realizar el contacto con el vendedor para la redacción del documento que se denomina

Boleto de Reserva, quien realiza esta acción es un escribano. Cabe destacar, en dicho documento se refleja el acuerdo entre las partes involucradas y su responsabilidad para el cumplimiento del proceso. De hecho, se suele fijar una multa para quien no cumpla con lo pactado. En suma, se fija la cifra que el comprador debe depositar cuando firma el Boleto de Reserva.

3. Una vez firmado el boleto de reserva, el escribano se encarga de comprobar la escritura de la propiedad, también comprueba la información en el Registro Público y la situación fiscal, entre otros elementos relacionados, esto puede tomar entre 30 y 45 días.

4. Seguidamente el escribano procede a la redacción de la escritura de compraventa.

5. Las dos partes involucradas firman el documento de compra, esto permite que la propiedad sea transferida a su nuevo propietario, quien por supuesto, debe cancelar el precio total del inmueble.

6. Luego, el escribano hace el registro de la compra en el Registro Público.

7. El escribano hace la respectiva entrega del título de propiedad al nuevo dueño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.