Desayunos fáciles de preparar y deliciosos

Empezar el día con un buen desayuno es lo más adecuado. Luego de un largo periodo de ayuno tan largo, el más recomendable es comenzar con preparaciones nutritivas que aceleren el metabolismo y sacien el apetito de quien lo consume.

Los desayunos más deliciosos y fáciles de preparar

desayuno

Para elaborar un desayuno rico no es necesario contar con mucho tiempo de elaboración, basta con tener las ganas e invertir unos 5 o 10 minutos para sorprender a los miembros de la familia con una exquisitez. Una prueba de ello son los siguientes desayunos:

Desayuno continental

Este tipo de desayuno contiene diversos elementos ricos en proteínas que ayudan al buen funcionamiento del organismo. Se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de lechosas cortadas en cubitos.
  • 1 taza de fresas picadas.
  • 4 rebanadas de pan cuadrado.
  • 2 huevos sancochados.
  • Miel y mantequilla sin sal.
  • Mermelada de preferencia.

Para la elaboración

En cada plato se sirven 2 rebanadas de pan previamente tostado, se coloca en el mismo plato una pequeña porción de mantequilla junto a una cucharada de mermelada, y aparte se sirve los huevos sancochados.

En 2 boles pequeños deben distribuirse en partes iguales la lechosa y las fresas, vertiéndoles en su parte superior un poco de miel. Este desayuno puede acompañarse con una taza de café y un vaso de jugo de naranja.

Desayuno frutal light

Incluir frutas en el desayuno es muy importante para potenciar el buen funcionamiento del metabolismo iniciando el día con un buen pie. Solo se requieren las siguientes frutas:

  • 1 taza de fresas.
  • 1 cambur.
  • 2 tazas de jugo de naranja natural.
  • 1 naranja dulce.
  • 1 manzana roja.
  • 1 kiwi.
  • Jugo de medio limón.
  • Edulcorante al gusto.

Para la preparación

Para comenzar se corta el cambur y la manzana para rociarlos de forma inmediata con el jugo de limón y evitar que se ennegrezca. Se cortan el resto de las frutas en cubos pequeños y se agregan a la preparación anterior.

Luego todas las frutas se deben bañar con jugo de naranja y se le debe agregar el edulcorante. Se procede a refrigerar para servir bien frio, no olvidando que este sano desayuno puede acompañarse con una taza de café y un vaso de yogurt light.

Estas ricas preparaciones son fáciles de elaborar, lo más importante es que son muy nutritivas y aportan al organismo los elementos necesarios para mantenerse saludables.

Deja un comentario