5 razones por las que puedes beneficiarte de un préstamo personal

Si alguna vez te has encontrado escuchando un podcast de dinero o leyendo un sitio web como este, probablemente hayas visto o escuchado el término “préstamo personal”. Para saber si un préstamo personal es la opción correcta para ti, es necesario comprender exactamente qué es. En términos generales, es una cantidad fija de dinero que se presta a una tasa fija por un período fijo de tiempo.

Los montos y las duraciones de los préstamos varían de un prestamista a otro, por lo que es importante comparar antes de comprometerse.
Antes de investigar, debes determinar si eres un buen candidato para un préstamo personal. Aquí hay cinco escenarios en los que probablemente podrías beneficiarse de uno.

  1. Estás nadando en deudas de tarjetas de crédito.
    La deuda de la tarjeta de crédito puede asaltarte rápidamente. Es probable que tu puntaje de crédito aumente una vez que pagues tus saldos, ya que los préstamos a plazos no afectan el crédito de la misma manera que los saldos de tarjetas altas.
  2. Estás remodelando tu casa.
    Quizás tu cocina necesita una importante actualización cosmética. Pasas mucho tiempo en tu casa, por lo que no tiene nada de malo hacer algunos cambios sensatos que mejorarán tu disfrute.
    Un préstamo personal también puede ser una gran ayuda en ocasiones en que estás obligado a hacer reparaciones en el hogar cuando no las esperabas, como por ejemplo tener que reemplazar un techo o comprar una nueva terma para el agua caliente.
  3. Pagar facturas médicas importantes.
    Sin que queramos, suceden enfermedades y accidentes, y a veces incluso los buenos planes de seguro pueden dejarte con grandes gastos de tu propio bolsillo. Esto puede ser cualquier cosa, desde pagar un deducible alto hasta someterte a un tratamiento que su seguro simplemente no cubre. Los accidentes automovilísticos también son una causa importante de facturas médicas inesperadas.
    Los seres queridos o incluso las mascotas también pueden afectar tu cuenta bancaria si necesitan medicamentos caros o una operación.
  4. Estás comenzando un negocio.
    Ser emprendedor puede ser emocionante y altamente gratificante, pero los costos iniciales a menudo son abrumadores. Un préstamo personal podría ayudarte a pagar un depósito en un contrato de arrendamiento de oficina, comprar el equipo necesario o pagar la publicidad.
  5. Tu automóvil necesita reparaciones importantes.
    Ser propietario de un automóvil puede ser una carga financiera grave cuando las cosas salen mal. Un préstamo puede ser ideal para ti si es que dependes del coche para tu trabajo. Sin embargo, es importante asegurarte de que no te dejes llevar y uses el préstamo para comprar nuevos accesorios caros e innecesarios.
    Si sientes que podrías beneficiarte de un préstamo personal, asegúrate de buscar una institución confiable y evitar estafas de prestamistas independientes. Recuerda buscar la mejor tasa de interés y nunca aceptes un préstamo con una multa por pago anticipado. También debes tener en cuenta los costos iniciales y tenerlos en cuenta en tus cálculos. Por último, considera los préstamos como el alcohol: úsalos de manera responsable, porque el exceso puede ser dañino.

Información acá

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.